De los vestidos de novia… el que te acomoda

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Comprar el vestido de novia es algo que a muchas mujeres emociona hasta las lágrimas pues es la prenda que utilizarán el día en que sean protagonistas de la fiesta. Es muy normal y comprensible que al buscar el vestido perfecto se paseen por muchos lugares, e incluso los mismos varias veces para encontrar el vestido de sus sueños; muchas mujeres no descartan la posibilidad de comprar un vestido de novia de segunda mano y es ahí en donde encuentran lo que estaban buscando.

Hay muchas marcas, formas, colores, tallas y precios de vestidos de novias que puedes descubrir si no te limitas a una sola tienda o línea de novias, pero definitivamente hay 5 cosas que siempre debes tener en cuenta al emprender el camino para encontrar el mejor vestido.

  1. Siempre ve acompañada de alguien de confianza. Es muy común que la novia vaya acompañada de la dama de honor, pero nunca está de más ir con más personas en las que confíes para tener una opinión un poco más objetiva sobre tu vestido, color y cómo te queda; al final lo que importa es que tu te sientas bien.
  2. Comodidad. Muchos vestidos que te pruebes van a ser sencillamente hermosos, pero también muchos de ellos te van a hacer sentir un poco incómoda, en el momento puede parecer una incomodidad soportable porque solo lo tienes puesto unos instantes, pero imagínate toda la fiesta con esa prenda super incómoda que no te deja hacer nada; lo mejor es escoger un vestido con el que te sientas libre de hacer todos tus movimientos y sobre todo: para ir al baño.
  3. Considera presupuestos. Los costos de los vestidos suelen ser elevados, y aquí puede ser que te pase mucho que entre más caro más te guste, pues se amoldan mejor a tu figura, la tela es más fina y te hacen ver mejor en general, pero considera que aun hay muchos gastos extra por cubrir. Lo que puedes hacer es llegar a la tienda y comentarle tu presupuesto a la vendedora, así no te excederás.
  4. Confía en ti. No importa lo que te digan los acompañantes, no importa si tu vestido no es de la marca más cara o fina, si a ti te hace sentir bien, compralo. Al final de cuentas el vestido es para tu día y si a tus familiares o amigas no les gusta, ya tendrán la oportunidad de hacer su propia boda.
  5. Si no encuentras el vestido adecuado no te desesperes, recuerda que cuando el indicado llegue, así como con tu esposo, lo sabrás inmediatamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*