Mitos y realidades de las despedidas de soltera

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Una boda es un gran acontecimiento tanto en la vida de quienes se casan como, seamos sinceros, en la vida de quienes acuden también pues hay que pensar en un buen regalo que no solamente sea personal, sino útil y que tenga un sello de nuestra identidad y conocimiento de la pareja. Antes de la boda para los novios por separado viene una experiencia que debe ser por igual divertida, placentera y muy de acuerdo con el gusto de quien se casa.

De las despedidas de soltera nunca se sabe de bien a bien qué esperar, puede ser una reunión tranquila en casa de alguna de las madrinas de boda o puede terminar siendo la fiesta del siglo en un bar en donde la novia es la estrella de la noche, la realidad es que a una de estas fiestas vamos a divertirnos y a procurar que la novia pase el mejor momento antes de casarse.

Hoy platicaremos de 5 verdades de lo que pasa en las despedidas de soltera que nadie nos dice.

  • La festejada, aunque no lo diga, busca lo mejor,. No todos tenemos las capacidades económicas suficientes para lanzar una despedida de soltera sin igual a la futura novia, pero hay cosas que ella no nos pedirá, ciertos lujos como una champagne, una noche de antro que nosotros debemos darle.
  • La sorpresa. Las despedidas de soltera deben ser sorpresa, esa es la magia del asunto. Si la soltera sabe que se acerca su despedida, puede ser igual de especial pero no será igual de espontánea; se recomienda que para hacer una fiesta que la novia recuerde, le demos el elemento de la sorpresa, estar en su casa cuando llegue de hacer el mandado, invitarla al cine y llevarla a un bar con todas sus amigas, etc.
  • Cada uno por su lado. Cada uno de los novios debe darse su espacio y celebrar con sus amigos sin que esto signifique que se falten al respeto. Muchas parejas establecen ciertas reglas que deben seguirse en la despedida de soltera: no strippers, no ligar, no bares, no alcohol, todo dependerá de la relación que lleven los futuros esposos.
  • No ligarás. El no ir con el futuro esposo no significa que sea una cacería, debe existir la conciencia y respeto de la pareja.
  • Emoción, sorpresa y diversión. Por sobre todas las cosas, ya sea que seamos las festejadas o que seamos las que festejan, tenemos que regirnos por una sola regla: pase lo que pase nos divertiremos. Es común que las cosas no salgan como las planeamos, pero esto también puede ser divertido si sabemos tomarle el modo.

Las despedidas de soltera son para divertirse y para mimarse, no existe una “planilla” de cómo deben ser las despedidas, cada una debe tener su propio estilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*