Si ves estas señales en tu novio, puede convertirse en un buen esposo

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Casarse aún es la meta de muchas mujeres en todos lados del mundo; ese momento en que la mujer camina al altar con un vestido vaporoso y todos viendo su andar hasta que se encuentra con su futuro compañero de vida es un momento altamente idealizado por cientos de personas. En el camino podemos encontrar a muchas personas que después de tener un buen detalle en el día de San Valentín o después de haber librado con honores una cena con nuestros padres pueda parecer el esposo perfecto, pero el compañerismo va más allá de momentitos románticos en los que todo parece color de rosa.

El matrimonio debe partir de un deseo mutuo, de una conexión y un respeto antes que de un compromiso; sin amor, sin deseo, sin comunicación y comprensión el matrimonio se convierte en un contrato firmado por dos partes. Algunas de las características de nuestra pareja cuando aún estamos en la etapa de noviazgo pueden indicar que la persona busca algo más que una aventura pasajera, algunas de ellas son:

  • Comparten valores. Sin importar la formación académica, creencias religiosas o gustos en general, es importante que compartan la visión de la vida, que tengan opiniones, si no totalmente iguales, tampoco totalmente diferentes ya que eso hará muy complicada la relación incluso si no quieren hacer familia juntos.
  • Equilibrio y determinación. Una característica muy importante que debe tener un hombre (y una mujer) para ser una pareja que vale la pena es que tenga determinación; que tenga su propia personalidad, que sepa bien qué es lo que tiene y que busque crecer como persona no solamente en la vía intelectual, sino en la humana con el día a día.
  • Comodidad y confianza. Tal vez uno de los puntos más importantes porque conjuga un poco de todas las características que tratamos de describir, es la confianza y la comodidad. Si nuestra pareja es determinada, tiene fijas sus metas, comparte valores con nosotros y su visión es la misma, nos sentiremos cómodas a su lado, entonces confiaremos en él, para este punto la comunicación clara y respetuosa es fundamental, pues en ella se basa el conocimiento del otro e incluso de uno mismo.
  • Sensibilidad. Hay que aprender a reconocer que un hombre sensible tiene muchas maneras de aparecer; no debemos dejarnos guiar por el modelo “tradicional” de un hombre sentimental, como aquel que debe llorar para mostrarse conmovido, no, al conocer a nuestra pareja debemos identificar con qué actos y palabras nos demuestra lo que realmente está sintiendo, aunque no sean los clichés depositados en las películas románticas.

Dicen que como con el vestido, con el novio, cuando uno lo tiene solo sabe que es el indicado; un amor que vale la pena no necesita amenazas, ataduras, pleitos ni ultimatums para subsistir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*